Seleccionar página


Un vestido para ponerse sólo unas horas que costará tan caro como todas las prendas juntas de un armario común. La boda es una ocasión muy particular y el vestido, la estrella del eventopero hoy en día hay resoluciones sostenibles que hacen viable estar radiante sin perder la cabeza.

¿Sabes qué es lo último en vestidos de novia? Alquilarlo

No es la crisis, no es una cuestión de dinero en varios casos lo que llevó a proliferar en los últimos años toda clase de establecimientos de alquiler de vestidos de fiesta y complementos para oportunidades particulares, como 24fab o La Más Mona

La fiebre por no reiterar modelo y las escasas ganas de invertir en una pamela que dormirá para el resto de los días en una caja de cartón hicieron despegar en España un negocio con décadas ya de tradición en el planeta anglosajón y que parecía reservada a los hombres. Sí, para un mismo día, ellos alquilaban el chaqué y ellas se compraban el vestido y todos sus complementos.

Desde el criterio fashionista, es una opción ideal. Se tienen la posibilidad de lucir modelos de enormes diseñadores a precio de tienda de calle, tal es así que por el importe de un sólo vestido, se tienen la posibilidad de rentar 4 diferentes para diferentes oportunidades. No obstante, desde el criterio de la sostenibilidad, el encontronazo es aún más grande. ¿Hasta qué punto vale la pena una inversión de centenares de euros en un producto cuya amortización se disminuye a un sólo día?

El alquiler del vestido de novia es una opción muy económica

La moda nupcial no se iba a quedar ajeno de la inclinación y por eso, más allá de que sigue pesando bastante la práctica de adquirir, cuando no armar a medida, el vestido de la noviacada vez es más recurrente que la opción sea alquilarlo. Además de vestidos de calidad, de enormes marcas o de firmas con menos visibilidad, en el mercado del alquiler se abre también la oportunidad de encontrar auténticas joyas vintagevestidos restaurados que de otra forma no encontrarías en el mercado o, de llevarlo a cabo, tendrían costos inasumibles, como piezas de museo.

consejos e ideas para rentar tu vestido de novia

Sin duda, el enorme argumento de peso tiende a ser el preciolo que transforma la opción de rentar en una elección bastante más sostenible. Es visible que rentar un vestido de novia es bastante más accedible que adquirirlo. De hecho, es viable lucir un modelo de 3.000 euros por menos de 700 sin abandonar la calidad, el estilo y las últimas tendencias, pero más que nada, sin abandonar las pretensiones de la novia.

¿Como trabaja el alquiler de un vestido de novia?

Cada compañía tiene su modelo de negocio, las hay que nacen como comunidades de usuarias en las que ciudadanas ceden sus vestidos de novia para que se alquilen en lugar de una remuneración, como 2/3 de mi Klosety las hay que trabajan con productos confeccionados ad hoc.

vestidos de novia que no te costaran una fortuna, alquila tu vestido de novia

Es la situacion de Just Noviasque trabaja con una firma popular nupcial de Barcelona donde se diseñan y confeccionan colecciones de vestidos de novia cada temporada. Desde su catálogo, la compañía adquisición el muestrario que ofrecerá a sus clientas y que completa con modelos de enormes firmas, que tienen presencia aunque en menor medida. Los costos dependen de la gama de vestido de que se trate, pero parten de los 300 euros y tienen su techo alrededor de los 900, como nos enseña Luis, copropietario de la firma.

Precios de alquiler de vestidos de novia

Si bien recomiendan asistir con una antelación de unos tres mesesadmite que las novias tienen más y más utilizadas opciones cuanto más se anticipan, como poder rentar un modelo que está agotado para su fecha solictándolo con tiempo a la fábrica. De hecho, si la novia lo quiere tiene la oportunidad de estrenar un traje de alquiler prácticamente hecho a su medida. Por 100 euros más sobre el valor del alquiler el vestido se confeccionará para ella y será la primera en ponérselo.

Vestidos de novia de alquiler webs y consejos

Los costos de alquiler en esta situación tienen dentro los arreglos terminados del vestido para ajustarlos a la novia y la oportunidad de “tunearlo un poco”, como dice Luis. Pone como ejemplo una pedrería que la novia prefiera sacar o un cinturón que quiera añadir. Se hace.

Una vez devuelto el traje, volverá a los percheros de la tienda para llevar a cabo contentos a otras novias, pero al cabo de tres o 4 usos, según el dueño, se retirarán y se ofrecerán en venta en un outlet. Se impide así que los vestidos se deterioren bastante y sigue la rotación de trajes nuevos o de solo una puesta en los percheros.

¿Alquilar vestido de novia o adquirirlo de segunda mano?

Surge siempre la disyuntiva de alquilarlo o adquirirlo de segunda mano y la verdad es que dependen muchísimo de lo que esté intentando encontrar la novia, no hay una opción mejor y otra peor. Sí es verdad que aún siendo de segunda mano, los vestidos de alquiler sean en comparación más asequibles, más que nada porque tienen dentro tanto los arreglos como la tintorería previo y posterior, primordial para conservar de manera correcta el vestido de la novia. Son costos superiores y es algo que tendrías que asumir si adquirieses tu propio vestido, aunque fuese utilizado.

donde rentar tu vestido de novia para tu boda trajes de novia de alquiler

Lo mismo sucede con los arreglos. Retocar un vestido de novia no es económico, necesita horas de mano de obra y es algo a tener muy presente porque puede transformar una ganga de segunda mano en un mal negocio. Además, hay que tener en cuenta que lo habitual es que el vestido sufra a lo largo de la bodamás que nada en los bajos y la cola. Mientras en una tienda de alquiler garantizan el estado impecable del traje, en segunda mano conviene verlo antes y revisarlo palmo a palmo, desde las costuras bajo las mangas si las tiene, hasta las abotonaduras, algún aspecto de avalorios y/o bordados y, desde luego, los bajos.

alquila tu vestido de novia consejos e ideas para rentar tu traje de boda

Eso sí, el mercado de segunda mano tiene la opción de lo vintage bastante más creada que el mercado del alquiler, donde hay menos diversidad de piezas rescatadas del pasado, pero también es verdad que pierdes el punto de economía que inclinaba la balanza. Con todo, si lo que buscas es una joya de otro tiempo, conviene andar un poco por si te topas con algún tesoro. Si te atreves a adquirir, echa un ojo en weddalia.comdonde novias de todo el país venden sus vestidos en línea.