Seleccionar página


‘Found’ In Translation

Si nos llegase sólo de oídas, pensaríamos que la narración de Patrycja y Guillem es el guión de una película. Ella ganó un viaje a Venecia en un certamen de la radio. El tenía el billete comprado a la misma localidad, donde alguien le se encontraba aguardando para festejar su cumpleaños. Juntos y extraños se vieron atrapados en el mismo campo de aviación por un hecho primero y por una nevada después a lo largo de dos largos días. Al mal tiempo buena cara, pasaron las últimas horas antes del despegue definitivo quemando la localidad. Han quedado en verse semanas después. Y así, empezó todo.

No había pasado un año y medio cuando se estaban embarcando en la aventura de su historia en la Finca Mas de Lucía en Castellón. El paso previo fue en mitad de la niebla, muertos de frío, en lo que pretendía ser una ruta romántica de senderismo y tuvo más de lo primero que de lo segundo. Él se arrodilló en oposición al refugio que hallaron y ella no tuvo que pensárselo dos ocasiones. Se iban a casar y sería muy próximamente. “Éramos sencillamente felicesasí que ¿Por qué no?”, cuenta Patrycja.

Boda en una Masía en Castellón

Ella vivía a caballo entre su Polonia natal y la Alemania donde él residía, así que en el momento de seleccionar dónde festejar la boda no pesaba tanto la tradición de la tierra de la novia como el pragmatismo del número de invitados que habría que desplazar y la ilusión de hallar un lugar completamente de ensueño.

Ganó Castellón –la familia de Guillem era más numerosa– y la goleada fue para la Finca Mas de Lucía, en la ciudad de Nules. Es una masía con bastante encanto que da espacios privados para los novios y la oportunidad de alojarse la noche nupcial. Está levantada en el corazón de unos jardines que se intercalan con diferentes terrazas donde poder festejar parte considerable de la boda, si no toda, al aire libre. En esos mismos espacios amplios tiene una carpa de enormes dimensiones perfecto para un banquete, pero sus dependencias se ajustan a eventos de todos los tamaños. La cocina, donde priman los productos de la tierra, está a cargo del chef Antonino Barcos, del Grupo Peñalóny sus apuestas no dejan indiferente.

Fue Guillem quien mostró a Patry aquel lugar cubierto de los campos de naranjos que le recordaban a su niñez. El verde, el perfume, el ámbito y los muros vestidos de enredadera en el caserón hicieron el resto. “Cuando me llevó por primera oportunidad lo supe: Tenía que ser allí“, nos comenta ella.

Elegir un fotógrafo de Bodas por Internet

Como en todo acontecimiento que se organiza a distancia, internet jugó un papel primordial tanto en el momento de buscar ubicación como de seleccionar a Alberto Sagrado Photographers para el informe de su boda en Castellón. Nos comenta Patrycja que repasó nuestra sección de reportajes de Boda en la webquedó muy impresionada, y fue por eso que se puso en contacto.

Aunque son bastantes los novios que confían en nosotros como fotografos de bodas porque estamos trabajando por toda España y también en el extranjero, un ‘must’ en el momento de seleccionar al grupo en quien depositarás tu seguridad para un día tan particular es repasar sus trabajos con alguna mirada crítica: evaluar la calidad de las imágenessu originalidad y su calidad artística es tan considerable como tener en cuenta si tienen premios, reconocimientos u otros avales de su experiencia.

Tampoco hay que desatender otras consideraciones, como fijarse en la diversidad en los encuadres y las ubicaciones, en el nivel de naturalidad de las instantáneas y más que nada, pararse a reflexionar en lo que emiten las fotografías. Hecho el estudio, el siguiente paso será siempre entrar en contacto, preguntar todas las inquietudes y poner sobre la mesa las expectativas. Un óptimo conjunto de fotógrafos, se adaptará, ya quieras un informe de bodas sin la necesidad de llevar a cabo un sólo posado o una serie entera en exteriores con tu pareja pasado ya el día del link.

Vestidos de novia a medida

Y en esta boda estructurada a distancia, el vestido de novia no iba a ser menos. Patrycja tenía muy claro cómo debía ser y aunque vivía en Alemania, quiso elegirlo en Polonia y poder estar así acompañada de su familia en el desarrollo. Cuando agotó los percheros intentando encontrar lo que tenía en cabeza, decidió dibujar. Con sus ideas y el consejo de una modistaconsiguió lo que anhelaba, un vestido corte princesa con falda acampanada y vaporosa que se ceñía al torso con un trabajo precioso de guipur y tul de seda. La clave para ella era la armonía del look final y hasta el último instante estuvo modificando datos.

Eligió un recogido bajo muy favorecedor que retiraba el pelo de la cara y un maquillaje muy sutil que daba luz a sus ojos azules. Añadió datos florales muy delicados al peinado que ponían un punto de color y romanticismo al grupo y que remató con un velo rápido. Se encontraba en línea con el ramo, que era muy considerable para ella y que pidió hacer desde una foto que conservaba como ejemplo desde hacía ya dos años. En tonos verde y crema, como los adornos del pelo, se reprodujo en una versión más pequeña, la que la novia entregó a su hermana con sus superiores deseos aquel día de boda en la Finca Mas de Lucía.

Guillem admite que lo de el fue “mucho más rápido”. Encontró su traje, un tres piezas oscuro con chaleco de fila simple, estaba en una tienda de Valencia que visitó con su madre tres meses antes de la boda. “Les dije que quería algo que no brillaraasí que no me han quedado muchas opciones”, enseña el novio, que comparte el sentir con varios hombres que no se sienten cómodos con tejidos de fantasía y apuestan por la sobriedad que proporciona un óptimo hilado de lana. En esta situación, el novio puso el punto de color con un ramillete en la solapa que encajaba a la perfección con el ramo de la novia.

Fotos en la Habitación de la Novia

Ellos tienen varios instantes mágicos de aquel día, como el instante en que por fin se hallaron sendero del altar, cuando intercambiaron votos e lenguajes –ella se prometió en Valenciano y él en Polaco–, volando en el vals inaugural o cuando los amigos del novio se atrevieron a cambiar la letra de la clásico Manta al Coll y entonarla para la pareja enfrente de todos los invitados. Tuvieron mérito estos ‘caballeros de honor’, que prepararon la boda en tres lenguajes y también uno, puso la nota musical interpretando a la guitarra Somewhere Over The Rainbow

Nosotros, profesión manda, nos quedamos con la magia de las fotografías que hicimos a Patrycja en la habitación en que se vestía de novia, una salón con una luz maravillosa que nos permitió sacar partido a todos los datos. Se encontraba en un ámbito relajado, con su hermana y su madre, y como la ceremonia era tarde, tuvimos tiempo de fotografiar toda la hermosura de aquellas horas anteriores a la fiesta en la Finca Mas de Lucia, tanto con ella como con Guillem, ya que ambos se prestaron a un ‘first look’ para lograr tener fotos juntos antes de que empezara la vorágine, y hallar unas fotografías de la pareja sensacionales.

“Érais parte de la boda pero sin ser invasivos. Pudimos concentrarnos en cómo nos sentíamos con la seguridad de que nosotros lo captaríais de la preferible forma. Para nosotros la boda fue como un sueño, algo irreal y muy bonito, y vuestras imágenes son precisamente eso, como un cuento de hadas. Al verlas por primera oportunidad, todas las emociones de ese día volvieron. Muchas gracias por haber compartido ese día con nosotros”

Patrycja y Guillem.

Si tú también deseas un informe de boda que te devuelva a ese día siempre que lo mires, no tengas dudas en ponerte en contacto con nosotros.

Trabajamos como fotógrafos de bodas no sólo en Castellón, sino también en Madrid, Alicante, Murcia, Granada, Ibiza…

Nos movemos por todo el territorio nacional y, si te gusta, nos transportamos contigo al extranjero.

Contacta con nosotros Comprueba la disponibilidad de tu fecha!

Queremos ofrecer las Por medio de Miguel Oniva Fotógrafo que nos acompañó en esta Boda y que nos asiste a hallar estas imágenes. Muchas gracias Compi!

Enjoy!