Seleccionar página


Fotos de Postboda que molan

Este es el tercer trabajo que hicimos para Laura y Ángel, que celebraron su boda en la finca Torre Boch de Alicante y que nos encargó un informe postboda con la propuesta de tener fotos de los dos solos que fueran más allá de las tomadas a lo largo de el convite y la celebración.

La postboda es la opción impecable para aquellas parejas que no desean dedicar bastante tiempo a dejarse retratar el día de la boda pero tampoco están dispuestos a abandonar tener imágenes que molan en el salón de casa. Podéis ver algunos ejemplos de Postboda en nuestro portfolio para buscar inspiración y conocer cómo nos adaptamos a cada pareja intentando encontrar resultados únicos.

En la situacion de Laura y Ángel, además, este informe postboda era la explicación impecable para exhibir con aspecto frente las cámaras el vestido de novia con falda desmontable que llevaba ella y que el día de la boda logró aparición a lo largo de el baile inaugural, cuando con un golpe de cadera dejó con la boca abierta al novio y a todos los invitados. Había que llevar a cabo imágenes que molan de esa transformación espectacular y ello requería un sitio particular donde la prenda destacase.

Fotos que molan en sitios diferentes

Como siempre, la apuesta fue salirnos de lo convencional y buscar un lugar tan alterno como divertido para hallar esas imágenes que molan. Si echáis un vistazo aquí y recorréis algunos de nuestros reportajes preboda y postboda en sitios chulos como un campo de golf o unas Salinas, seguramente estaréis según nosotros en que currarse la localización merece la pena a la visión de los resultados.

En esta situación, nos fuimos al Preventorio de Aguas de Busot en Alicanteun edificio del siglo XIX que tiene muchísima historia. Fue constituido como hotel balneario utilizando las aguas termales de la región y así se mantuvo hasta la Guerra Civil, cuando cerró sus puertas. A lo largo de la dictadura se empleó como hospital para niños con tuberculosis, actividad que cesó cuando la patología fue dominada y que a día de hoy, con la construcción en situación de abandonoincentiva todo tipo de expediciones esotéricas.

La nuestra también buscaba algo sobrehumano, ese ámbito de euforia persistente que envuelve a las parejas el día de su boda para inmortalizarla en fotos que molan de verdad. Entre los muros ajados, las ventanas descubiertas y los pinares de lo que antes era una región de recreo, ¡lo encontramos!

Lo mejor que tiene esta clase de ubicaciones es el contraste increíble entre la caída que transmite la región y la ilusión que inspira una pareja vestida de boda. Ellos inmaculados, juntos y solos mientras el planeta a su alrededor se viene abajo.

Un Vestido de Novia con falda desmontable

No hay más que fijarse en el traje de Lauraun modelo que diseñó ella misma y que tenía truco. Un cuerpo ceñido cubierto de una falda regia y voluminosa con más de un metro de cola daba la impresión de adelante de ser un clásico. No obstante, la espalda se encontraba abierta y el vestido de novia tenía la falda desmontable: ocultaba una falda de baile vaporosa con extenso bajo la rodilla que allí, entre los muros del promontorio, le daba un aspecto entre bailarina clásica y hada de cuento.

Primero con el traje entero y después con la falda del vestido de novia desmontableiniciamos el paseo. Aunque a priori logre parecer que un sitio así otorga cosilla, los novios estaban relajados, escoltados por fotógrafos expertos no hay nada que temer! Además de ser una pareja muy atrevidanos echamos unas risas.

Fotos que molan de postboda al atardecer

Empezamos la sesión a media tarde con la iniciativa de ver atardecer. La situación del Preventorio es privilegiada para hallar fotos que molan de la puesta de solasí que tras examinar cámara en mano cada rincón transitable de aquel caserón, nos situamos en un punto alto para buscar la silueta de los novios en la paleta de colores del ocaso. No fue solo el edificio, las inmediaciones, que en su día fueron la región donde la multitud adinerada daba largos paseos y disfrutaba de baños termales, fueron conquistadas por la vegetación, lo que nos dio la posibilidad de jugar con el verde, ese color que decoraba el vestido de novia con falda desmontable de Laura y que fue personaje principal en los datos de su boda, para conseguir fotos que molan y que dieran continuidad cromática a todo el trabajo que hicimos para estos novios.
Nos hemos quedado muy contentos con el trabajo llevado a cabo, muy al estilo de un editorial de modapero lo destacado es que a Ángel y a Laura les ha encantado! Y a nosotros, ¿Qué les se ve?

Si tú también deseas un informe de preboda o postboda con fotos que molan con tu parejaantes, a lo largo de o después de la bodadate una vuelta por nuestros trabajos y comprueba tu fecha!

Podéis conocer el reportaje de Boda de Laura y Ángel en Finca Torre Boschpara ver algunas situaciones irrepetibles de su enorme día.

Os dejamos con el Slide que les hicimos de su preciosa Postbodamuchas más imágenes con una canción fundamentalmente elegida para la ocasión.

Enjoy!