Seleccionar página


Pies para qué les quiero

Y comentando de pies, no tenemos la posibilidad de olvidarnos de las tiritas. El mercado ha evolucionado y en este momento hay apósitos más eficaces que verdaderamente te aceptan continuar calzada sin mal después de haberte hecho la ampolla o la rozadura de turno. Lo destacado es que si vas a estrenar zapatos, te los coloques unos días antes para estar por casa. Si el zapato o sandalia te está muy ceñido, un óptimo truco es hacer estas pruebas con calcetines gruesos para que el material coja algo más de holgura. Cuando te hiciste con los zapatos, notarás en seguida dónde podrían molestarte en caso de llegar a ocurrir. Así podrás conseguir en la farmacia el tipo de apósito que más te convendrá.

También son cómodas las plantillas de siliconaya sean medias o enteras y un truco fundamentalmente útil para todos los que no están bastante acostumbradas a la altura del tacón que van a llevar a lo largo de la día de la boda. Son muchas horas y parte importante de ellas parado o bailando. Cuanto más cómoda consigas ir, mejor.

Para bolsos de más tamaño (o invitadas sin otra cosa que almacenar dentro de ellos), hay también unas fantásticas bailarinas plegables que tienen la posibilidad de arreglar un inconveniente serio de irritación con el zapato y que llenan lo que una pitillera. Se venden en internet y en bazares aunque también las puedes hallar, algo más caras, eso sí; en varias farmacias. Adjunta una bolsa de tela plegable hasta la mínima expresión, para que te quepa en el bolso, y así cuando te coloques las bailarinas no tendrás que volver a casa con los tacones en la mano.

La farmacia en el bolso

Llevar pañuelos de papel también es sustancial, si no cabe el pack entero bastará con coger dos o tres y plegarlos en el medio para hacerles un hueco junto al kit de maquillaje. Un asegurador gástrico, un antiácido o una pastilla para los gases, para todos los que tienen inconvenientes estomacales o con las digestiones pesadas, será también buena iniciativa, así como algún producto para el problema realmente grave, ya que una cefalea inesperada puede arruinarte el acontecimiento. No te llenes de pastillas para paliar una presunta resaca: la única solución para eso es beber con moderación e intercalar las consumiciones alcohólicas con agua.

Por último, unos caramelos de menta, asi sea para el aliento propio o para ofrecérselos a quien te toque al costado en la mesa e hilo dental o un pequeño cepillo de dientes para estar impecable después de la comida completan este kit de supervivencia para invitadas pro a una boda.

los superiores consejos para las invitadas de una boda

¿Y tú? ¿Qué otras cosas te llevas cuando te invitan a una boda? 

Puedes hallar más inspiración sobre bodas dando una vuelta por nuestro blog o entender más de lo que hacemos consultando nuestros trabajos. En Sagrado Studios somos fotógrafos de bodas ya hace más de una década y ponemos toda nuestra vivencia a tu servicio.